Piratas australianos son los mejores clientes de la industria digital

por LjGo / 23 de julio del 2015 4:22 PM EDT
[socialBuzz]

Por medio de una prueba realizada por el gobierno australiano, se halló que más de un 20% de los usuarios de la población local accede a contenido ilegal online, es decir, descarga de archivos infringiendo copyright o apoyando de alguna forma a la piratería digital. A pesar de esto, se encontró que un 7% de esta población son piratas los cuales no gastan en nada legal, también se encontraron aquellos que obtienen beneficios ilegal y legalmente. Estos últimos son los mejores clientes que la industria puede tener.

Piratas australianos son los mejores clientes de la industria digital

Estos reportes provienen de la oficina del gobierno, la cual revela el problema que se presenta en estos últimos tiempos mientras se lucha en contra de la piratería online, sin embargo, se muestran datos que dan mucho que desear.

No es solo Australia quien está batallando para librarse de este inconveniente, también países como Reino Unido o Francia están en movimiento para tratar de reducir el uso de contenido ilegal en las redes. Durante la prueba realizada a un total de 2630 personas, se encontró que el 26% de la población entre 12 años a más, han consumido ilegalmente a través del internet a principios del 2015.

Aún por el hecho de que la piratería parece tener un mayor rango en la población, no quiere decir que no exista gente que no obtenga material de manera de legal. Estos usuarios tienen varias razones por las cuales descargan dicho contenido, ya sea por probar el producto para después obtenerlo legalmente.

Tabla de personas que consumen contenido legal e ilegal

Cabe destacar que el área favorita para los piratas es a través de páginas o aplicaciones que puedan usar el sistema peer-to-peer o como se dice usualmente, por torrent. Entre estos métodos figuran BitTorrent, uTorrent, BitComet, entre otros.

Varias opiniones provenientes de los usuarios afirman que descargar es mucho más sencillo y rápido, como otros expresan que les conviene por el tamaño del archivo. Así mismo otros exclaman que no pueden hacer nada al respecto para abstenerse de realizar piratería online.

Aunque todo pueda parecer oscuro, la prueba muestra datos de aquellos que consumen contenido tanto legal como ilegal, gastan mucho más en el producto original que aquel que descargan por internet.