Francia: Régimen francés de anti-piratería rompe barrera de 5 millones de alertas

por LjGo / 21 de Julio del 2015 8:13 PM EDT
[socialBuzz]

Hoy en día, la piratería online es un problema muy frecuente para las empresas desarrolladoras, ya que la pérdida de productos para la fabricante se hace mucho más grande y para solucionar esta problemática, surgen varios movimientos o iniciativas que implementa el gobierno para mantener el orden en el lado digital del mundo. En Francia, existe un famoso grupo catalogado como “graduated response”, el cual se encarga de lidiar con estos problemas. En este último año se han hecho cargo de enviar más de 5 millones de alertas a presuntos infractores.

Régimen francés de anti-piratería rompe barrera de 5 millones de alertas

Hadopi, empresa de anti-piratería

La agencia Hadopi, especializada en la mantenerse al tanto de asuntos de anti-piratería, ha dado a conocer que 169 personas fueron referidas a un fiscal durante la primera mitad del año 2015, mucho más de las que hubo en el mismo mes del pasado año.

Aunque usualmente el método site-blocking (esto se refiere a bloquear un sitio de la red, ya sea porque infringe copyright o por actividades maliciosas) es la clave principal en la estrategia ante la piratería de las industrias de entretenimiento, “graduated response” ha llegado a ser considerado como una herramienta significativa para la reducción de las violaciones legales en la actividad online.

Save the Internet, propuesta por la iniciativa Graduated Response

Este grupo se ha encargado desde hace más de 5 años en lidiar esta clase de problemas con un mecanismo de alertas, convirtiendo a Francia en uno de los pioneros en hacer uso del método.

De forma que, durante el mes de septiembre del año 2010 a junio del 2015, se han reportado 4.897.883 de alertas de cuentas que fueron enviadas al sistema francés. Durante ese mismo periodo 482.667 individuos recibieron una segunda noticia mientras que 2.221 llegaron a una tercera llamada.

No obstante, el volumen de las notificaciones solo representa una fracción de los usuarios de internet del total de quejas realizadas por los titulares de los derechos. Hasta los momentos, un estimado de 37 millones de disgustos fue incluido dentro del sistema de la agencia Hadopi, de los cuales también se han descartado muchos.